El piloto mexicano no pudo superar a Marcus Ericsson en la última vuelta y se conformó con el segundo puesto

El sueco Marcus Ericsson (Chip Ganassi Racing) logró este domingo la victoria en la 106 edición de las 500 Millas de Indianápolis al cruzar la línea de meta por delante del mexicano Pato O’Ward (Arrow McLaren SP) y el brasileño Tony Kanaan (Chip Ganassi Racing).

Ericsson, que estuvo en la Fórmula Uno entre 2014 y 2018 con Catherham y Sauber, ganó la Indy 500 en su cuarta participación en una carrera que se resolvió en las cuatro últimas de las 200 vueltas al Indianapolis Motor Speedway. Se convierte en el segundo sueco en ganar esta legendaria carrera tras la victoria de Kenny Brack en 1999.

El escandinavo sacó tajada de una penalización por exceso de velocidad en la zona de boxes del autor de la ‘pole’, el neozelandés Scott Dixon (Chip Ganassi Racing), que este domingo había dominado buena parte de la carrera junto a Pato O’Ward.

A falta de cuatro giros Ericsson se puso en cabeza, pero su triunfo se vio comprometido al neutralizarse la carrera por un accidente del debutante estadounidense Jimmie Johnson, también del equipo Chip Ganassi Racing.

Después de 196 vueltas la carrera se relanzó con sólo cuatro por delante. En la corta reanudación Ericsson, de 31 años, se mantuvo en cabeza para lograr la mayor de sus victorias como piloto profesional.